Heflin, Van

Nombre Van Heflin
Actividad Actor
Lugar de nacimiento Walters Oklahoma
Fecha de Nacimiento 13 de diciembre de 1908
Lugar de fallecimiento Hollywood
Fecha de fallecimiento 23 de julio de 1971
Filmografia

tomado de wikipedia

Trayectoria

Nacido en 1908, estudió interpretación en la Universidad de Yale, y derecho en la Universidad de Oklahoma. Apasionado del mar, participó en varias expediciones oceanográficas en su juventud.

A finales de la década de 1920 comenzó a trabajar en Broadway en pequeños papeles, hasta que, a mediados de la década de 1930, la por entonces joven actriz Katharine Hepburn le vio actuar y quedó tan sorprendida de su trabajo, que le propuso trabajar en el cine. Firmó entonces un contrato con la RKO. Debutó en 1936, en la película Una mujer rebelde (1936) de Mark Sandrich. Mientras, en el escenario teatro protagonizó obras tan importantes como Historias de Filadelfia.

En el cine, el éxito le acompañó enseguida. Las décadas de 1940 y 1950 fueron las más importantes en su carrera cinematográfica.

Trabajó con King Vidor en Cenizas de amor, de 1941 con Hedy Lamarr y Ava Gerdner. En 1942 ganó el Premio Oscar al mejor actor secundario por su papel en Senda prohibida de Mervyn LeRoy. Protagonizó títulos tan importantes como El extraño amor de Marta Ivers, de Lewis Milestone (1946), donde compartió protagonismo con Barbara Stanwyck (y donde Kirk Douglas hizo una de sus primeras interpretaciones destacadas).

Luego, en 1949, rodó un brillante film, Mundos opuestos de Merwyn LeRoy con Ava GerdnerJames Mason y, de nuevo, con Barbara Stanwyck. Y también, con Vincente Minnelli, participó en Madame Bovary, adaptación de la novela homónima de Gustave Flaubert. Asimismo destacó su interpretación del melancólico “Athos” en la adaptación de la novela de Alejandro DumasLos tres mosqueteros, dirigida por George Sidney.

En la década de 1950, continuó con su buena estrella, destacando su interpretación en importantes westerns como Raíces profundas, de George StevensEl tren de las 3:10, de Delmer Davis, y El salario de la violencia, de Phil Karlson.

Durante toda su vida, Heflin nunca dejó de trabajar en el teatro, donde siguió cosechando importantes éxitos, así como tampoco dejó de amar el mar que tanto le había apasionado en su juventud.

Falleció de un ataque al corazón, a los 60 años de edad, mientras nadaba en la piscina de su residencia.

Tiene dos estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood.