Cine negro y Edward Hooper

Son muchas las influencias mutuas entre cine negro y Edward Hooper. La pintura de Hooper con ese reflejo de la ciudad y sus habitantes como fantasmas que deambulan por la misma siempre me ha atraido y en la web he encontrado este artículo que me parece interesante en el blog de Carmen Pinedo Herrera que analiza las influencias de Hooper en una película concreta “La senda tenebrosa” de Dalmer Daves.

Me parece un artículo muy interesante y que reproduzco aqui, el enlace al mismo es CarmenPinedoHerrera

miércoles, 29 de abril de 2015

La senda tenebrosa

Hoy no me tocaba escribir sobre cine, ni mucho menos sobre Hopper, de quien ya me he ocupado en varias ocasiones. En ese caso, ¿por qué lo hago? Tenemos un culpable, algo muy adecuado para el género negro que nos ocupa: Josevi Blender. En su blog, Todo Negro, Josevi escribió una entrada sobre La senda tenebrosa, dirigida por Delmer Daves en 1947, protagonizada por Humphrey Bogart y Lauren Bacall, y con unos secundarios de lujo: Agnes Moorehead y Houseley Stevenson. 

Delmer Daves, La senda tenebrosa (Dark Passage), 1947

El caso es que se me ocurrió decirle que la estética de la película me recordaba mucho a Edward Hopper, Josevi me respondió que le interesaba el tema, y este es el resultado de su entrada y de nuestra conversación. ¿Qué opináis? ¿Es culpable, o no? Si consideráis que no, siempre es posible echarles las culpas a Charles H. Clarke, director de arte de la película de Daves, y a William L. Kuehl, autor de los decorados. ¡O al propio Edward Hopper!

Edward-Hopper, Autorretrato, Whitney Museum of American Art, Nueva York, 1925-30

Encontrar la huella de Hopper en el cine negro clásico es algo habitual. Tal vez debería decir que también lo es hallar la huella del cine negro clásico en Hopper, porque, en este caso, se trata de un amor mutuo. Hopper era un gran aficionado al cine, en general, y en particular, al cine negro. El mundo que refleja ese género, con su estética particular, tiene numerosos puntos en común con la pintura de Hopper.

Edward Hopper, Noctámbulos, The Art Institute of Chicago, 1942
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947

Veamos, por ejemplo, el punto de vista elevado que Hopper muestra enSombras nocturnas. Se trata del plano picado presente en muchas películas, sobre todo de género negro, y que vemos en varias secuencias de La senda tenebrosa.

Edward Hopper, Sombras nocturnas, The Metropolitan Museum of Art, Nueva York, 1921
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947

Las vistas urbanas que ambos presentan se hallan muy próximas en sus planteamientos. ¿Es la propia ciudad la que crea esa semejanza, o es la forma de mirar lo que la produce?

Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Edward Hopper, Casa al atardecer, Virginia Museum of Fine Arts, Richmond, 1935
Edward Hopper, Azoteas, Whitney Museum of American Art, Nueva York, 1926

A Hopper le atraen las geometrías, los cambios de nivel entre unos planos y otros, los edificios, la solitaria vida de las ciudades:

Edward Hopper, El Loop del Puente de Manhattan, Addison Gallery of American Art, Andover, Massachussets, 1928
Edward Hopper, Acercándose a la ciudad, The Phillips Collection, Washington, DC, 1946
Edward Hopper, La ciudad, colección privada, 1927

En la pintura de Hopper, como sucede a menudo en el cine negro, la ciudad se convierte en protagonista:

Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947

Las características casas de Hopper, con sus tentadoras ventanas que atraen la mirada, aparecen también en la película de Daves:

Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Edward Hopper, La casa de Marty Welch, colección particular, 1928

Este paraje urbano es un auténtico Hopper:

Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947

¿Y qué opináis de esta otra escena, con la típica mirada de Hopper a través del cristal?

Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947

Muchas otras secuencias de la película de Delmer Daves remiten a la pintura de Hopper: las vistas de la estación, del puente, de las carreteras, de algunos interiores…

Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Edward Hopper, Carretera en Wellfleet, Whitney Museum of American Art, Nueva York, 1931

Fijaos en el telón de fondo formado por los árboles, muy habitual en obras de Hopper:

Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Edward Hopper, Gasolinera, Museum of Modern Art, Nueva York, 1940

Y ahora le toca el turno a las imágenes del puente, cuya composición, en uno de los cuadros de Hopper, es muy similar a la que vemos en la película de Delmer Daves y en otras dos, dirigidas por Alfred Hitchcock: La sombra de una duda Vértigo.

Edward Hopper, Puente de Queensborough, Whitney Museum of American Art, Nueva York, 1913
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Alfred Hitchcock, La sombra de una duda, 1943
Alfred Hitchcock, Vértigo, 1958

Termino con la característica figura de espaldas asomada a una ventana, recogida en numerosas películas que beben de la estética de Hopper, así como con la actitud corporal de derrota y con la expresión de vacío que muestran muchos de los personajes del artista norteamericano y que, en la película de Daves, vemos interpretadas por los actores:

Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947
Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947

Aquí vemos cómo Humphrey Bogart, en un plano típico de Hopper, telefonea a Lauren Bacall para avisarle de lo que les espera: “Lauren, cariño, parece ser que nos hemos convertido en personajes de un tal Edward Hopper”.

Delmer Daves, La senda tenebrosa, 1947

Hay muchos más ejemplos de la huella de Hopper en La senda tenebrosa, como los hay en muchas otras películas. Pero no olvidemos que, también a la inversa, Hopper bebió, copiosamente, del cine. Por cierto, una de sus películas favoritas fue El halcón maltés, dirigida en 1941 por John Huston y protagonizada por Humphrey Bogart. Todo queda en casa.