Leigh, Janet

Nombre Janet Leigh
Actividad Actriz
Lugar de nacimiento California
Fecha de Nacimiento 6 de julio de 1927
Lugar de fallecimiento Beverly Hills
Fecha de fallecimiento 3 de octubre de 2004
Filmografia
  • El romance de Rosy Ridge (1947) (The Romance of Rosy Ridge)
  • If winter comes (1947)
  • Hills of home (1948)
  • Words and music (1948)
  • Acto de violencia (1948) (Act of Violence)
  • Mujercitas (1949) (Little Women)
  • The Red Danube (1949)
  • The Doctor and the Girl (1949)
  • That Forsyte Woman (1949)
  • Holiday Affair (1949)
  • Strictly Dishonorable (1951)
  • Angels in the Outfield) (1951)
  • Luces de Broadway (1951) (Two Tickets to Broadway)
  • It’s a Big Country (1951)
  • Just This Once (1952)
  • Scaramouche (1952) (Scaramouche)
  • Fearless Fagan (1952)
  • Colorado Jim/El precio de un hombre (1953)
  • Here Come the Girls (1953)
  • Confidentially Connie (1953)
  • El gran Houdini (1953) (Houdini)
  • Walking My Baby Back Home (1953)
  • Príncipe Valiente (1954) (Prince Valiant)
  • Viviendo su vida (1954) (Living It Up)
  • Coraza negra (1954) (The Black Shield of Falworth)
  • Rogue Cop (1954)
  • Pete Kelly’s Blues (1955)
  • Mi hermana Elena (1955) (My Sister Eileen)
  • Safari (1956)
  • Amor a reacción (1957) (Jet pilot)
  • Sed de mal (1958) (Touch of Evil)
  • Los vikingos (1958) (The Vikings)
  • Vacaciones sin novia (1958) (The Perfect Furlough)
  • ¿Quién era esa chica? (1960) (Who Was That Lady?)
  • Psicosis (1960) (Psycho)
  • Pepe (1960) (cameo)
  • El mensajero del miedo (1962) (The Manchurian Candidate)
  • Bye Bye Birdie (1963)
  • Wives and Lovers (1963)
  • Kid Rodelo (1966)
  • Harper, investigador privado (1966) (Harper)
  • Three on a Couch (1966)
  • The Spy in the Green Hat (1966)
  • An American Dream (1966)
  • Grand Slam (1967)
  • Ad Ogni Costo (1968)
  • Hello Down There (aka Sub-A-Dub-Dub) (1969)
  • One Is a Lonely Number (aka Two Is a Happy Number) (1972)
  • Night of the Lepus (1972)
  • A Place Called Today (1972)
  • Boardwalk (1979)
  • The Fog (1980)
  • Halloween H20. 20 años después (1998) (Halloween H2O: Twenty Years Later)
  • Bad Girls from Valley High (2005)

tomado de wikipedia

Janet Leigh (CaliforniaCalifornia6 de julio de 1927Beverly Hills3 de octubre de 2004) fue una actriz estadounidense de cine, especialmente recordada por su papel en la película Psicosis de Alfred Hitchcock, por la cual fue nominada al premio Oscar y ganó un Globo de Oro.

Su verdadero nombre fue Jeanette Helen Morrison. Era estudiante universitaria cuando la estrella Norma Shearer vio su fotografía en un centro de esquí y le recomendó que hablara con el representante Lew Wasserman. Poco después firmó su primer contrato con la MGM.

Vida personal

En 1942 se casó con John Carlyle, divorciándose poco después. Entre 1946 y 1948 estuvo casada con Stanley Reames. Entre 1951 y 1963 vivió con su tercer marido, el actor Tony Curtis, con quien tuvo a sus hijas Kelly y Jamie Lee Curtis, ambas actrices, y junto a quienes filmó varias películas. Su matrimonio más duradero fue con Robert Brandt, con quien se casó en 1964.

Carrera

Psicosis

El papel de Marion no era un papel fácil ni convencional debido a varios factores como la muerte prematura del personaje así como el semidesnudo en la ducha, Janet Leigh tras leer el libro Psicosis que le envió personalmente Hitchcock quedó muy intrigada y aceptó de inmediato. Sobre todo, valoraba la oportunidad de trabajar con el “Señor” Hitchcock así como lo singular e inusual del tratamiento del personaje en la película.

La escena que después sería la más famosa de la película, la escena de la ducha, llevó un total de 1 semana rodarla debido a su complejidad. Janet Leigh rodó 3 semanas una de las cuales las dedicó a la escena de la ducha.

Por su interpretación en Psicosis ganó el Globo de Oro a la mejor actriz de reparto y fue nominada al Oscar a la mejor actriz de reparto en 1961. En 1984 publicó su autobiografía.

Fallecimiento

Falleció a los 77 años en su hogar de Beverly Hills debido a complicaciones de inflamación de los vasos sanguíneos que le aquejaba desde un año atrás.


tomado de libertaddigital

Fallece la actriz Janet Leigh, célebre víctima del crimen en la ducha de la película “Psicosis”

Jeanette Helen Morrison (Merced, California, 1927) murió el pasado domingo en su residencia de Beverly Hills (Los Angeles) tras sufrir una inflamación de los vasos sanguíneos. El esposo de Leigh, Robert Brand, y sus hijas Kelly Curtis y Jamie Lee Curtis -de un anterior matrimonio con el actor Tony Curtis-, estaban junto a la actriz cuando ella murió, informó un portavoz de la actriz Jamie Lee Curtis.

Leigh fue hija única de unos padres que se mudaban con frecuencia de ciudad, lo que no impidió que en su infancia, a pesar de los cambios de domicilio, fuese una alumna brillante que se graduó de secundaria adelantando cursos cuando tenía quince años de edad. También fue una niña solitaria que pasaba mucho tiempo en los cines, lo que quizás le inculcó su pasión por la interpretación.

La actriz estadounidense estudió música y psicología y fue alumna de la Universidad del Pacífico cuando fue “descubierta” como actriz durante una visita con sus padres al norte de California. La actriz Norma Shearer, retirada después de una carrera con Metro Goldwyin Mayer, vio una foto de Janet Leigh, que trabajaba como modelo, y preguntó si podía tomarla prestada.

De ahí surgieron pruebas de pantalla en MGM y un papel principal en “‘The Romance of Rosy Ridge”, en 1947. MGM buscaba una joven rural ingenua y Janet cumplía perfectamente ese papel, una imagen que repitió en varias películas y papeles principales con artistas como Errol Flynn, Gary Cooper, James Stewart, Orson Welles, Judy Garland o Marlene Dietrich.

Entre los éxitos de su carrera se cuentan sus papeles en “Little Women” (Mujercitas, 1949), “Angels in the Outfield” (1951), “Scaramouche” (1952), “Houdini” (1953) -junto a su esposo Tony Curtis-, “The Black Shield of Falworth” (1954) y “Touch of Evil” (Sed de mal, 1958), de Orson Welles. Janet Leigh fue una actriz muy versátil e interpretó papeles en dramas, musicales, comedias y “western”, pero de su más de medio centenar de representaciones en la pantalla grande fue la película de bajo presupuesto (apenas 800.000 dólares) “Psicósis”, del cineasta británico Alfred Hitchcock, lo que le dio fama universal.

El filme, de 1960, incluyó una de las escenas cumbres del cine de terror, en la cual Marion Crane (Leigh), una oficinista ladrona que huía de la justicia, era atacada con un cuchillo por Norman Bates, un psicópata disfrazado de mujer (Anthony Perkins) dueño de un motel, mientras la joven tomaba una ducha en la habitación donde se hospedaba. La secuencia completa, de apenas 45 segundos, se rodó siete días y se utilizaron en ella unas setenta tomas de cámara, con un gran trabajo de primeros planos rápidos del montador del filme, pues la crítica la considera como una de las escenas cumbres del cine de terror de todos los tiempos.

Hitchcock revolucionó con “Psicósis” el cine de su tiempo, al “matar” a la protagonista antes de la mitad de la película, algo nunca visto hasta entonces. Por ese papel, Leigh obtuvo la candidatura como mejor actriz secundaria al Oscar y el premio Golden Globe.

 

Janet Leigh

 

El busto de Hollywood

Janet Leigh estará siempre asociada a su personaje de Marion Crane en Psicosis (1960). Su papel más emblemático y el que más fama le reportó le llegó paradógicamente cuando su estrella ya empezaba a declinar y su físico dejó de ser apto para encarnar a las virginales y voluptuosas heroínas que la llenaron de gloria en pleno apogeo del Cinemascope y el Technicolor.

Durante toda la década de los cincuenta, su etapa más esplendorosa, Janet Leigh alimentó el imaginario erótico de toda una generación de jovencitos, y no tan jovencitos, por sus papeles en un buen puñado de películas de aventuras, en las que lo que mejor lucía era un esplendoroso y turgente busto que a más de uno dejaba boquiabierto.

De hecho, a Janet Leigh la apodaron “el busto” y así era conocida dentro y fuera del mundillo cinematográfico.

Con una delantera capaz de cortar la respiración, la cámara se recreó en los abundantes planos medios que le dedicaban en cada una de las películas en las que intervenía. Retratarla “de cintura para arriba” era una constante en todas sus películas.

Janet Leigh era bellísima la miraras por donde la miraras, pero invariablemente, las miradas de todos los varones iban a parar siempre a su“sobresaliente” pechámen. Normal…. era lo primero que la cámara metía por los ojos al espectador.

Nacida en 1927 en la ciudad californiana de Merced, entró en el mundo del cine gracias a que su madre le enseñó unas fotos de la chica a la por entonces gran estrella de la pantalla, Norma Shearer que quedó impresionada por la belleza de la muchacha.

La Shearer, que en esos años era la reina de los estudios MGM gracias al descomunal éxito de su película Las zapatillas de cristal, la recomendó a sus directivos augurándole un brillante porvenir en la Metro y, de paso, aportando suculentos dividendos a la productora.

No se equivocó, y Janet Leigh se convirtió muy pronto en imprescindible en las películas más taquilleras de los estudios, generalmente films de aventuras a pleno Cinemascope y rutilante Technicolor.

Tras rodar un par de películas en papeles de transición, en 1949 es una de las protagonistas del gran éxito del año, Mujercitas, según la novela de Louisa Mary Alcott.

En ella tenía como compañera a otra jovencita, algo más experimentada, pero que, como a ella, la película lanzaría al estrellato: nada menos que Elizabeth Taylor.

Las acompañaron June Allyson y Margaret O´Brien, conformando un cuarteto de hermanitas victorianas de lo más empalagoso,

Ese mismo año rueda El Danubio rojo y La dinastía de los Forshite, que también funcionaron muy bien en taquilla. Por tanto, 1949 es su año gra año y a partir de ahí ya vendría todo rodado.

Pese a que la “mujercita” apuntaba maneras de actriz con talento, la Metro se empeñó en mantenerla en el grupo de sus chicas dulces y acarameladas, al lado de sosas de la talla de June Allison (con la que había trabajado en Mujercitas) o de Ann Blyith.

Con dos matrimonios a sus espaldas (Janet se casó por primera vez a los 15 años de edad), en 1951 contrajo matrimonio con Tony Curtis y la Metro vio un filón con el que explotar a tan encantadora pareja, dentro y fuera de la pantalla.

La Metro los ató bajo contrato: tenían la obligación de aparecer en los reportajes del estudio como la quintaesencia de la pareja ideal, representando los valores más rancios de la sociedad americana.

Jóvenes, hermosos y buenos chicos, Tony Curtis y Janet Leigh aguantaron un matrimonio no tan feliz como aparentaba, y alimentaron el estereotipo durante algunos años, pero al final acabaron divorciándose. Del matrimonio nacieron dos niñas que también llegarían a ser actrices: Kelly y Jamie Lee.

Mientras estuvieron juntos, el estudio los emparejó en películas de aventuras o comedias rosa como Coraza negra (1954), El gran Houdini ((1953) o Vacaciones sin novia (1959). Mientras, iba alternando una serie de películas de diversos géneros que la iban curtiendo por fin como un actriz a tener en cuenta.

Scaramouche (1952), Colorado Jim (1953), El príncipe Valiente (1954), Los vikingos (1958) o Sed de mal (1958) la obra maestra de Orson Welles con la que, por fin, consiguió que la consideraran como una actriz de talento.

Justo un año después Alfred Hitchcock le haría interpretar la que está considerada la secuencia más impactante de toda la historia del cine: la famosa ducha de Psicosis.

La película le reportó el mayor éxito de su carrera y una nominación al Oscar, pero también pesó sobre su futuro como una pesada losa.

Sus siguientes trabajos pretendían hacer olvidar al público, sin conseguirlo, su famosa ducha en Psicosis y así, en ¿Quién era esa chica? (1961), Un beso para Birdie, Ella y las otras(1963) o Tres en un sofá (1966) la hacen desfilar por alocadas comedias, con o sin números musicales, que no la llevaron demasiado lejos.

Sus papeles más “serios” tampoco relanzaron su carrera: El mensajero del miedo (1962), Esclavos del pecado (1966), Una mujer sin amor (1971), entre otras le dieron prestigio pero su carrera fue decayendo.

En 1979 rueda La niebla, trabajo que aceptó para dar su apoyo a una incipiente Jamie Lee Curtis, su hija, y se retira del cine. En 1998 vuelve cirunstancialmente e interviene en Halloween H20 para arropar de nuevo a Jamie Lee. Fue su última intervención ante las cámaras.

En Octubre de 2004, con 77 años cumplidos, falleció en su casa de Beverly Hills, rodeada de sus dos hijas, Kelly y Jamie Lee.