Lorre, Peter

Nombre Peter Lorre
Actividad Actor
Lugar de nacimiento Rozsahegy imperio austro hungaro
Fecha de Nacimiento 26 de junio de 1904
Lugar de fallecimiento Los Angeles
Fecha de fallecimiento 26 de junio de 1904
Filmografia
  • El hombre que sabía demasiado (The Man Who Knew Too Much, 1934)
  • Las manos de Orlac (Mad Love, 1935)
  • Crack up, 1936
  • Extraño cargamento (Strange Cargo, 1940)
  • El extraño del tercer piso (Stranger on the Third Floor, 1940)
  • El castillo de los misterios (You’ll Find Out, 1940)
  • El halcón maltés (The Maltese Falcon, 1941)
  • Casablanca, 1942
  • Pasaje para Marsella (Passage to Marseille, 1944)
  • Arsénico por compasión (Arsenic and Old Lace, 1944)
  • La máscara de Dimitrios (The Mask of Dimitrios, 1944)
  • El veredicto (The Verdict, 1946)
  • Casbah, (1948)
  • El hombre perdido, (1951, film dirigido por él)
  • 20000 leguas de viaje submarino, (20,000 Leagues Under the Sea, 1954)
  • La burla del diablo, (Beat the Devil, 1954)
  • La vuelta al mundo en ochenta días (Around the World in Eighty Days, 1956)
  • La bella de Moscú (Silk Stockings, 1957)
  • Viaje al fondo del mar (Voyage to the Bottom of the Sea, 1961)
  • Historias de terror (Tales of Terror, 1962)
  • La comedia de los terrores (The Comedy of Terrors, 1963)
  • El cuervo (The Raven, 1963)
  • The Patsy, (1964)

tomado de wikipedia

Trayectoria

László Löwenstein, judío húngaro, en cuya familia se hablaba yídish y húngaro, estudió en un colegio de habla alemana y posteriormente en Viena cuando su familia se trasladó allí. Por expreso deseo de su padre, buscó trabajo en el ambiente bancario. Tras trabajar un tiempo en este sector, ingresó en el “Teatro de la Improvisación” del psiquiatra Jacob Levi Moreno, quien cambió su nombre por el de “Peter Lorre”. Allí estudió el método de la improvisación, y comenzó su interés por el psicoanálisis, el cual no le abandonará nunca y se hará patente en su única película como director, Der Verlorene.

Posteriormente actuó en el teatro Lobe y en el Thalia Theater en Breslau, y de allí al Züricher Schauspielhaus y de 1926 a 1927 en el Kammerspiele, y en 1928 en el Karl-Theater de Viena.

En la primavera de 1929 Bertolt Brecht le contrata para el papel de “Fabian” en Pioneros en Ingolstadt de Marieluise Fleisser, en un teatro de Berlín. Allí y en el Volksbühne interpreta obras como La muerte de Dantón, de Georg Büchner o El despertar de la primavera, de Frank Wedekind. Poco a poco se va haciendo un nombre en la escena berlinesa.

Es precisamente en el teatro donde lo descubre Fritz Lang, dándole el papel que lo lanzaría a la fama en M, el vampiro de Düsseldorf (1931), donde realiza la interpretación, ya clásica, de un psicópata asesino de niñas.

El historiador cinematográfico Fernando Méndez-Leite, en su obra Fritz Lang, cuenta que Lang se presentó en su camerino del teatro para felicitarle por su trabajo en escena, y proponerle el papel de protagonista de la película, con la sola condición de que no participase en ningún otro filme sonoro, la cual, naturalmente, fue aceptada por Lorre.

En cualquier caso, Lorre interpretó su papel en M, el vampiro de Düsseldorf con poco entusiasmo —según Méndez-Leite. Las disputas con Lang eran continuas, puesto que Lorre consideraba que su papel en una obra de Brecht era mucho más importante que en el cine, del cual desconfiaba al igual que otras personalidades del teatro de aquella época. Sin embargo, poco tuvo que esperar para salir de su error: M, el vampiro de Düsseldorf fue un éxito y la obra que por aquel entonces interpretaba Lorre en el teatro, un rotundo fracaso.

Lotte H. Eisner destaca Der Verlorene (El hombre perdido, 1951) entre las pocas películas alemanas que intentaron recoger las ideas del cine expresionista.

Exilio

Huyó de Alemania tras las elecciones de 1933, que dieron el triunfo a los nazis, debido a su origen judío, y viajó primero a París y luego a Londres, donde llegaría su siguiente éxito. De la mano de Alfred Hitchcock, de quien se hizo amigo personal, participó en la primera versión que hizo el director de El hombre que sabía demasiado, en 1934, rodada en inglés, a pesar de las limitaciones de Lorre con este idioma. Durante el rodaje de El hombre que sabía demasiado conoció a la actriz Celia Lovsky, con quien se casó.

Mientras, en la Alemania nazi, el régimen utilizó su imagen promocional de M, el vampiro de Düsseldorf, para un cartel de propaganda incitando al odio antisemita.

Tuvo sus primeros escarceos en Hollywood, donde interpretó una serie de películas muy populares, las de Mr. Moto, un detective japonés que resolvía misterios en el exótico Oriente, basadas en las novelas del escritor John P. Marquand.

En julio de 1934 es contratado por la productora Columbia Pictures para quien hace el papel del científico loco en el filme Las manos de Orlac (1935), pero se pasa a la productora 20th Century Fox porque se siente encasillado en sus roles, sentimiento que le perseguiría durante toda su carrera como actor. Su peculiar físico, de corta estatura y enormes ojos saltones, era un arma de doble filo, y tampoco logró sentirse cómodo con los personajes que había de interpretar para la 20th Century Fox. Al terminar con esta última, trabaja durante un tiempo sin contrato fijo.

En 1939 emigró definitivamente a Estados Unidos junto al director austríaco Billy Wilder y se convirtió en actor de reparto de la productora Warner Bros., haciéndose famoso por sus apariciones en El halcón maltés (1941), como Joel Cairo y en Casablanca, donde interpretó al malhadado Ugarte, personaje clave en la trama. En el año 1941 se nacionalizó estadounidense.

Divorciado de Celia Lovksy en 1945, se casó con Kaaren Verne, de quien se divorció en 1950.

Desde este año, su relación con Bertolt Brecht —que se había exiliado en los Estados Unidos— se hace más estrecha. El dramaturgo alemán, que conocía muy bien sus posibilidades desde los comienzos berlineses del actor, escribió varios borradores de guion para él, pero los socios de Lorre en la productora Lorre Incorporated los rechazan. La productora se hunde definitivamente en 1949 y en junio de ese año Lorre regresa a Europa para trabajar en campos de refugiados, leer textos literarios en diversas giras por el Reino Unido y Alemania, y realizar otra de sus interpretaciones magistrales: el personaje principal de Der Verlorene o El desaparecido(rodada entre 1950-1951), además de ser su única película como director, amén de coautor del guion.

La suerte no pareció acompañarle. La película resultó un fracaso y regresó a Estados Unidos con Annemarie Brenning, con quien se casó en 1953, y con quien tendría su única hija, Catharine. Debió volver al teatro por un tiempo, hasta que las productoras se acuerdan de él.

Años más tarde la crítica reconocería la originalidad y el valor de Der Verlorene, donde se puede seguir el rastro de la influencia de ese cine alemán de entreguerras, a cuyo prestigio contribuyese durante la República de Weimar y, en especial, de quien le lanzó al estrellato, Fritz Lang, casi tan poco afortunado como él, tras su regreso a Alemania.

Siempre ligado a las producciones de la Warner Bros., Lorre se convirtió en una personalidad muy popular en los Estados Unidos de las décadas de 1950 y 1960, donde surgieron incluso imitadores de su marcado acento alemán y su entonación grimosa y aguda. Los dibujantes de la Warner Bros. crearon una caricatura-personaje inspirado en su peculiar fisonomía, que protagonizó algunas películas animadas junto a Bugs Bunny. Junto a otros actores clásicos de filmes de terror como Vincent Price y Basil Rathbone participó en Tales of Terror (1962), película basada en relatos de Edgar Allan Poe, dirigida por Roger Corman.

Otros filmes suyos muy populares fueron Arsénico por compasión (1944), 20.000 leguas de viaje submarino (1954) y La vuelta al mundo en ochenta días (1956). Su última película fue The Patsy (1964), una comedia de Jerry Lewis.

Murió el 23 de marzo de 1964, en Hollywood, de un accidente cerebrovascular a los 59 años de edad. Tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, 6619 de Hollywood Boulevard.


tomado de alohacriticon

PETER LORRE
(1904-1964)

Medía 1’61.
Actor inconfundible por su físico e inolvidable por sus interpretaciones, Peter Lorre nació el 26 de junio de 1904 en Rozsahegy (Hungría), siendo bautizado con el nombre de Ladislav Loewenestein.

Desde su pronta adolescencia sintió la necesidad de convertirse en actor de teatro, vocación que a su familia no terminaba de agradarle del todo. Por esa razón Ladislav abandonó sus raíces y, a punto de cumplir los 18 años, se marchó de casa con destino a Suiza.

Tras un período trabajando en diversas entidades bancarias para financiarse sus estudios de interpretación se estableció finalmente en Alemania. En el país germano consiguió una gran reputación como intérprete gracias a que era uno de los actores favoritos del famoso y controvertido dramaturgo Bertolt Bretch.

Su peculiar físico y su sentido del humor le ayudaron a lograr papeles principalmente cómicos, hecho que la audiencia alemana veía con agrado.

Paradójicamente la consecución del estrellato en el mundo del cine no fue haciendo reír sino todo lo contrario. El director Fritz Lang requirió su presencia para protagonizar la película “M, El Vampiro De Dusseldorf” (1931), con la que consiguió un éxito mundial que refrendó en títulos posteriores.

Después del ascenso al poder del partido nacionalsocialista de Adolf Hitler, Lorre decidió emigrar desde Alemania a Londres, en donde trabajó con otro de los grandes del cine mundial, Alfred Hitchcock, quien le hizo intervenir en la primera versión de “El Hombre Que Sabía Demasiado” (1934). Tras esta película el paso hacia la Meca del cine, Hollywood, estaba ya muy cerca.

Su caracterización en los Estados Unidos estuvo en principio marcada por las actitudes malévolas del personaje que encarnó en la película citada de Fritz Lang, “M, El Vampiro De Dusseldorf”, apreciable en films como “Crimen y Castigo” (1935), adaptación de Fedor Dostoievski que dirigió Josef Von Sternberg, o “Las Manos De Orlac” (1935), un título dirigido por Karl Freund.

Estos papeles no agradaban demasiado a Lorre, que quería variar de registro e interpretar a personajes más humanos y simpáticos.

En la mitad de los años 30 volvió a encontrarse con Hitchcock en suelo británico para intervenir en “Agente Secreto” (1936).

Junto a otros títulos, tuvo la fortuna de protagonizar para la 20Th Century Fox una serie de películas en las que interpretó el personaje de un detective japonés llamado Mr. Moto. Este personaje consiguió gran popularidad con una serie de ocho títulos iniciada por “Think Fast, Mr. Moto” (1937) y terminada con “Mr. Moto’s Last Warning” (1939). En los años 60 volvió Mr. Moto a la acción pero con Henry Silva como intérprete principal.

Una de sus películas más recordadas es el clásico del cine negro “El Halcón Maltés” (1941), film de John Huston en el que coincidió por primera vez con Humphrey Bogart (colaboraron cinco veces más) y con Sidney Greenstreet, pareja con la que Lorre compartió en diversas ocasiones rodajes para los estudios Warner.

Grandes películas de los años 40 en las que intervino fueron la inolvidable “Casablanca” (1942), película de Michael Curtiz en la que interpretó el personaje de Ugarte, “Como Ella Sola” (1942) de John Huston, “La Ninfa Constante” (1943), un drama de Edmund Goulding, la bélica “La Cruz De Lorena” (1943) de Tay Garnett“Arsénico Por Compasión” (1944), obra maestra del humor negro dirigida por Frank Capra con Peter al lado de Cary Grant, “La Máscara De Dimitrios” (1944) de Jean Negulesco, “Ángel Negro” (1946) de Roy William Neill, “Tres Extraños” (1946), también dirigida por Negulesco, “Morena y Peligrosa” (1947), un título al servicio de la comicidad de Bob Hope o “Soga De Arena” (1949) de William Dieterle.

Cuando la década de los cuarenta llegaba a su término, Lorre puso punto final a su matrimonio con Kaaren Verne, con quien se había casado en el año 1940. Anteriormente había estado casado con Celia Lovsky (entre los años 1934 y 1945) y después lo estuvo con Anne Marie Brenning, con quien tuvo a su única hija, Catharine, quien falleció con poco más de treinta años a causa de la diabetes. Peter y Anne Marie se casaron en 1953.

En los años 50 su figura siguió brillando e incluso se atrevió con la dirección de la película “El Hombre Perdido” (1951), intriga criminal de producción alemana que no obtuvo resonancia en su época. Los títulos más importantes en este período fueron “20000 Leguas De Viaje Submarino” (1954), adaptación de Julio Verne dirigida por Richard Fleischer, “La Burla Del Diablo” (1954), una obra conjunta de John Huston y el escritor Truman Capote, o “La Bella De Moscú” (1957) de Rouben Mamoulian, película que proponía un notable remake musical de “Ninotchka”.

En los años 60 intervino en la producción de Irwin Allen “Viaje Al Fondo Del Mar” (1961), con protagonismo de Walter Pidgeon y Joan Fontaine en un submarino atómico. Una de sus películas más destacadas en esta etapa fue “El Cuervo” (1963), film de Roger Corman basada en un texto de Edgar Allan Poe.

Junto a las producciones cinematográficas (muchas de ellas paródicas y cómicas por esa época) y como era habitual en las antiguas estrellas del Hollywood clásico, Peter Lorre logró acomodo en el mundo de la televisión.

Falleció mientras trabajaba junto al cómico Jerry Lewis el 23 de marzo de 1964 a causa de un fatal ataque al corazón. Tenía 59 años y el orador de su panegírico el día de su sepelio fue el también inimitable y buen amigo de Lorre, Vincent Price. Está enterrado en el Hollywood Forever Cemetery, de Los Angeles.