Lupino, Ida

Nombre Ida Lupino
Actividad Actriz
Lugar de nacimiento Londres
Fecha de Nacimiento 4 de febrero de 1918
Lugar de fallecimiento Los Angeles
Fecha de fallecimiento 3 de agosto de 1995
Filmografia
  • The Love Race (1931)
  • I Lived with You (1933)
  • High Finance (1933)
  • Her First Affaire (1933)
  • The Ghost Camera (1933)
  • Money for Speed (1933)
  • Prince of Arcadia (1933)
  • Search for Beauty (1934)
  • Come on Marines (1934)
  • Ready for Love (1934)
  • Paris in Spring (1935)
  • Smart Girl (1935)
  • Sueño de amor eterno (Peter Ibbetson) (1935), dir. Henry Hathaway
  • Todo vale (Anything Goes) (1936), dir. Lewis Milestone
  • Una tarde de lluvia (One Rainy Afternoon) (1936)
  • Yours for the Asking (1936)
  • The Gay Desperado (El alegre bandolero) (1936), dir. Rouben Mamoulian
  • Los gavilanes del estrecho (Sea Devils) (1937)
  • Let’s Get Married (1937)
  • Artists and Models (1937), Raoul Walsh
  • Fight for Your Lady (1937)
  • The Lone Wolf Spy Hunt (1939)
  • The Lady and the Mob (1939)
  • The Adventures of Sherlock Holmes (1939)
  • En tinieblas (The Light that Failed) (1939), dir. William Wellman
  • La pasión ciega (They Drive by Night) (1940), dir. [[Raoul Walsh]
  • El último refugio (High Sierra) (1941), dir. Raoul Walsh
  • El lobo de mar (The Sea Wolf) (1941), dir. Michael Curtiz
  • Out of the Fog (1941), dir. Anatole Litvak
  • l misterio de Fiske Manor (Ladies in Retirement) (1941), dir. Charles Vidor
  • Moontide (1942)
  • Life Begins at Eight-Thirty (1942)
  • Siempre y un día (Forever and a Day) (1943), dir. Edmund Goulding
  • Camino de espinas (The Hard Way) (1943), dir. [[Vincent Sherman]
  • Thank Your Lucky Stars (1943), dir. [[David Butler]
  • In Our Time (1944), dir. Vincent Sherman
  • Hollywood Canteen (1944)
  • Pillow to Post (1945), dir. [[Vincent Sherman]
  • Devotion (Predilección) (1946), dir. Curtis Bernhardt
  • The Man I Love (El hombre que yo amo) (1947), dir. Raoul Walsh
  • Deep Valley (1947)
  • Escape Me Never (1947)
  • Road House (El parador del camino) (1948), dir. Jean Negulesco
  • Lust for Gold (1949)
  • Woman in Hiding (1950)
  • Outrage (1950)
  • Hard, Fast and Beautiful (1951), dir. Nicholas Ray
  • On the Loose (1951) (narradora)
  • On Dangerous Ground (1951), dir. Nicholas Ray
  • Beware, My Lovely (1952)
  • Jennifer (1953), dir. Joel Newton
  • El bígamo (1953)
  • Private Hell 36 (1954), dir. Don Siegel
  • Women’s Prison (1955)
  • El gran cuchillo (The Big Knife, 1955), dir. Robert Aldrich
  • Mientras Nueva York duerme (1956), dir. Fritz Lang
  • Strange Intruder (1956)
  • Deadhead Miles (1972)
  • El rey del rodeo (Junior Bonner) (1972), dir. Sam Peckinpah
  • The Devil’s Rain (La lluvia del diablo) (1975)
  • The Food of the Gods (El alimento de los dioses) (1976)
  • My Boys Are Good Boys (1978)

tomado de wikipedia

Ida Lupino (LondresInglaterra4 de febrero de 19181​-Los ÁngelesCalifornia3 de agosto de 1995) fue una actriz y directora cinematográfica angloestadounidense. En Hollywood fue la primera mujer durante la década de 1940 que simultáneamente realizó actividades de dirección, guión y producción cinematográfica.2

Carrera interpretativa

Sus padres eran la actriz Connie O’Shea (también llamada Connie Emerald) y el artista de music hall Stanley Lupino, miembro de una familia británica de artistas de teatro de origen italiano.3​ Nació en 1918, y no en 1914 como mantienen algunas biografías.1

Ida Lupino fue animada a entrar en el mundo del espectáculo por sus padres y por un primo carnal, Lupino Lane, que había debutado en el cine en 1931 con The Love Race.

Estuvo algunos años interpretando pequeños papeles: así The Ghost Camera (1933), dirigida por Bernard Vorhaus; pero entre 1930 y 1941 trabajó ya con grandes directores, como Hathaway, Milestone, Mamoulian, Wellman Charles Vidor, Walsh, Curtiz y Litvak.

Y es que, tras su interpretación en The Light That Failed (1939), Lupino fue tomada seriamente como una actriz dramática. Y actuó en películas tales como They Drive by Night (1940), y High Sierra (1941), ambas con Humphrey Bogart y dirigidas por Raoul Walsh.

Trabajó de manera regular y fue muy solicitada en los años cuarenta, como actriz segura en sus papeles y de expresión inteligente, pero sin llegar a la categoría de gran estrella. En 1946 hizo El hombre que amo, de Walsh, por tercera vez, en un valioso drama recuperado recientemente.

Durante este período Lupino se hizo conocida por sus duros papeles. Como resultado, sus papeles mejoraron en la década de 1940, y ella empezó a describirse como la Bette Davis de “los hombres pobres.”4

En 1947, Lupino dejó Warner Brothers para convertirse en una actriz freelance. Filmes destacados en los que ella actuó en esa época son Road House y On Dangerous Ground.

Carrera como directora

Tras una suspensión a finales de los años cuarenta, Lupino se interesó por el trabajo detrás de la cámara. Su primera dirección llegó en 1949, cuando Elmer Clifton sufrió un ataque cardiaco y no pudo finalizar Not Wanted, film que dirigía para Filmways, la compañía fundada por Lupino y su marido, Collier Young, para rodar películas de bajo presupuesto. Lupino finalizó el film.

Después siguió dirigiendo sus propios proyectos, convirtiéndose en la única mujer directora cinematográfica en el Hollywood de la época.35​ Tras cuatro filmes “femeninos” acerca de temas sociales – incluyendo Outrage (1950), una película sobre la violación – Lupino dirigió su primera película importante, The Hitch-Hiker(1953), siendo ella la primera mujer en dirigir un film de cine negro. También dirigió un capítulo de la serie La Dimensión Desconocida, titulado “Las máscaras” (1964).

Lupino a menudo bromeaba diciendo que si ella era la “Bette Davis de los pobres” como actriz, como directora era el “Don Siegel de los pobres”.6​ En 1952 Lupino recibió la invitación para ser la “cuarta estrella” de la productora televisiva Four Star Television, junto a Dick PowellDavid Niven y Charles Boyer, tras la marcha de la misma de Joel McCrea y Rosalind Russell.

Trabajo televisivo

Lupino siguió actuando en las décadas de 1950, 1960 y 1970, y su actividad como directora en esos años fue encaminada casi exclusivamente a producciones televisivas como Alfred Hitchcock PresentsThe Twilight ZoneHave Gun Will TravelThe Donna Reed ShowGilligan’s Island77 Sunset StripThe InvestigatorsThe Ghost & Mrs. MuirThe RiflemanBatmanSam BenedictBonanzaLos IntocablesEl fugitivo, y Bewitched. “Los Ángeles de Charlie”.

Desde enero de 1957 a septiembre de 1958, Lupino protagonizó junto a su marido, Howard Duff, la comedia de la CBS Mr. Adams and Eve. También participaron, en 1959 como ellos mismos, en uno de los episodios de Lucy-Desi Comedy Hour. Hacia el final de su carrera Lupino participó como artista invitada en numerosos programas televisivos, teniendo lugar la última en 1978. Se retiró a los sesenta años de edad.

Galardones

Lupino tiene dos estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood por su contribución a la televisión y al cine, localizadas en el 1724 de Vine Street y en el 6821 de Hollywood Boulevard.

Vida personal

 

Lupino en 1979.

Se casó y se divorció tres veces. Sus maridos fueron:

  • Louis Hayward, actor, noviembre de 1938 a 11 de mayo de 1945.
  • Collier Young, productor televisivo (1948 – 1951).
  • Howard Duff, actor, octubre de 1951 a 1984. Con quien tuvo una hija, Bridget Duff, nacida el 23 de abril de 1952.

Lupino falleció en agosto de 1995 a causa de un ictus mientras era tratada de un cáncer de colon. Tenía 77 años de edad. Fue enterrada en el Cementerio Forest Lawn Memorial Park de Glendale (California).7

Referencias

  1.  Registrada en Births Mar 1918 Camberwell Vol.1d page 1019 (Free BMD). Transcrito como “Lupine” en el índice oficial de nacimientos.
  2.  «Elogio de la resiliencia: el cine de Ida Lupino»Pikara Magazine. Consultado el 8 de junio de 2018.
  3.  Allmovie Biography
  4.  Katz, Ephraim; Fred Klein, Ronald Dean Nolan (1998). The Film Encyclopedia (en inglés) (3rd Edition edición). New York: HarperPerennial. p. 858. ISBN 0-06-273492-X.
  5. En los primeros tiempos del cine americano hubo mujeres directoras pero, a medida que la industria devino más centralizada y controlada, fueron siendo apartadas de la dirección.
  6.  Wood, Bret. «Outrage (1950)». Turner Classic Movies Online. Consultado el 10 de agosto de 2008.
  7. Ida Lupino en Find A Grave

tomado de elasombrario

La cineasta Ida Lupino.

La cineasta Ida Lupino.

Este ‘Viernes de Cine’ no se detiene hoy en una película, sino en una personalidad fascinante, de la que este año se cumple el centenario de su nacimiento: la directora,actriz, guionista y productora anglo-estadounidense Ida Lupino (1918-1995), cuyos considerables méritos como cineasta parecen haberse olvidado. Rescatémosla hoy de cara a ese cercano día 8 de marzo. Y sirva como homenaje a tantas directoras que vinieron después y en muchos casos fueron ninguneadas.

Entre los distintos sinónimos del adjetivo pionero/a, como son los de precursora, fundador, adelantada, avanzado etc…, hay uno que congracia, en mi opinión, certeramente con el tipo de persona de la que hoy quiero hablarles y no es otro que el de “exploradora”. Les explico. Este Viernes de Cine no voy a sugerirles una película particularmente, sino una personalidad real y fascinante que espero les arrastre al encuentro, en la memoria y en la pantalla, de muchas otras personalidades, también reales, que es de asegurar contienen su cuota de fascinación, al menos en sus esfuerzos y sus trabajos.

Por supuesto, se trata de un cineasta, una mujer, concretamente de la directora, actriz, guionista y productora Ida Lupino, cuyos considerables méritos como cineasta parecen haberse olvidado. No estaría mal rescatarlos al menos en modo de homenaje, ya tan cercano ese día 8 de marzo que esperemos tienda a desaparecer lo antes posible dejando atrás siglos de desigualdad y virilidad flagrante que nos aprisionan como una losa incivilizada y anémica, ante el verdadero progreso de la raza humana, que no debería ser otro que la igualdad, el respeto y la libertad.

Esta mujer decidida e incombustible, que admiraba el talento de tal manera que estaba, según sus propias palabras, “más sinceramente interesada en el talento de los demás que en el mío propio”, sería considerada por muchos uno de los autores más importantes en el cine de la década de los 50, aunque la totalidad de su obra como directora se desarrollara entre las marginales orillas de la serie B.

Lupino, que es contemplada generalmente como una cineasta pionera, fue en realidad la segunda mujer admitida en el entonces prácticamente hermético Sindicato de Directores de Estados Unidos DGA (Directors Guild of America), después de la también olvidada Dorothy Arzner (1897-1979).

Castigada por la poderosa MGM por negarse a trabajar en proyectos en los que no creía, así como a hacerlo con actores que no la respetaban personal o profesionalmente, Ida se vio motivada por la necesidad auténtica de dirigir. Para ello, y con la misma determinación con la que se había enfrentado al sistema de Hollywood, fundó junto a su entonces marido, Collier Young, la productora independiente Filmakers, en la que dirigió cinco películas entre 1949 y 1953.

Su talante desafiante y claro al tratar los conflictos de sus personajes, de una manera muchas veces cercana al documental, le hicieron convertirse en uno de los primeros cineastas en trasladar la realidad social a las pantallas del Star Sistem, convirtiéndola en casi una comentarista de la situación contemporánea y de los problemas de las mujeres. Sus congéneres masculinos tan sólo los habían abordado en la pantalla desde perspectivas condescendientemente masculinas. Así, tocó los efectos de la polio en una bailarina en Never Fear (1949); la violación en Ultraje(Outrage, 1950); la escalada social y las relaciones materno-filiales en Hard, Fast and Beautiful (1951); la violencia, el sadismo y la psicopatía en El autoestopista (The Hitch-Hiker, 1953), considerada ésta la primera obra de cine negro dirigida por una mujer y quizás la joya de su filmografía, o la bigamia en El bígamo (The Bigamist,1953), película que también interpreta como protagonista junto a Joan Fontaine.

moderna, clara frente a los problemas y las heridas del alma de sus personajes, notable frente a la cámara, escudriñadora de rostros en busca de respuestas reales, sin concesiones. Con un trabajo de cámara elaborado elegantemente, situando largos planos con grúa tan perfectos que se hacen casi imperceptibles e iluminando sus historias con un sabor mezcla del mejor noir y el documental más preciso. Ida lupino se convirtió en la inteligente “madre”, así se hizo llamar en muchos de sus rodajes, para manejar los temperamentos de equipos enteramente masculinos a los que dar instrucciones sin alterar los egos, aunque también sin apagar los escepticismos que tanto sus compañeros de equipo como la prensa especializada le regalaban, tratándola de mera curiosidad.

Exploradora por encima de todo, Lupino, aquella a la que aun molestándole vivir en un mundo de hombres, nunca se dejó amilanar, consiguió pasar con creces su propio examen de las normas que imperaron en su momento, con el manejo impecable de las tensiones y el concienzudo y elaborado trabajo de su cámara.

No sé si fue pionera como primera, ciertamente no, pero fue pionera como exploradora del arte y la conciencia, y de su talento que nos regaló a todos y que espero recuperemos pronto, donde quiera que sea. Exploradora que abrió camino a otras espléndidas exploradoras, tantas como Agnès Varda, Agnieszka Holland, Claire Denis, Ana Mariscal, Barbra Streisand, Jane Campion, Kathryn Bigelow, Pilar Miró, Sofía Coppola, Josefina Molina, Lina Wertmüller, Sally Potter, Liliana Cavani, Marguerite Duras, Mira Nair, Isabel Coixet… y tantas y tantas otras que ahora esta pésima memoria masculina olvida y de lo que se arrepentirá cuando estas palabras estén publicadas.

De lo que seguro no me arrepiento es de traerles hoy a Ida Lupino. Busquen su obra donde puedan y disfrútenla sin olvidar que fue una genial exploradora de sí misma y de los demás.